lunes, 15 de agosto de 2011

¡Hoy gano yo!

Porque estoy cansada de pensar que no puedo con todo, que no llego, que soy lo suficientemente fuerte... Porque estoy harta de dudar de todo, porque por una vez, quiero estar segura de algo, de que puedo, de que no me vencerán, de que no me dejaré vencer...

Se acabaron las dudas, adiós a las quejas, bienvenidas sean las fuerzas, que saldrán de donde haga falta que salgan, pero en esta no me vencen. ¡Hoy gano yo!

Cocoke, mi Cocoke, porque creo que ya nos hemos adoptado mutuamente, te agradezco muchísimo esta imagen, y el cariño y el apoyo que me das día a día. Y te aseguro que me va a acompañar todo este tiempo que dedique a no dejarme vencer, porque sé que puedo, porque sé que soy fuerte, y me has ayudado a reafirmarlo cuando tenía dudas. ¡Gracias!

jueves, 4 de agosto de 2011

"And say what? How much I'd miss you? How much...? How much I love you?" "I would like to have heard that"

Me he enamorado del Dr. Millais Culpin, como una adolescente ♥. Es decidido, fuerte, tierno, y tiene una forma de mirar increíble (me encantaría que me mirasen como él mira a Ethel). Eso sí, me ha terminado de conquistar con esa preciosa voz que tiene, en el primer capítulo en el que aparece, cuando sale del gabinete gritando: "What the hell is going on?", casi me caigo de culo. Lo amo.

La imagen: mi nuevo fondo de escritorio.

La serie: Casualty (1907 y 1909)

martes, 12 de julio de 2011

Poesía...




Porque hoy me he despertado con un ánimo algo especial, hacía tiempo que el cuerpo no me pedía algo de poesía, y hoy lo ha hecho; como no sabía qué quería realmente, he cogido de la estantería mi libro "Poetas Románticos Ingleses", y lo he abierto por el último poema que leí, saciando con él mi sed de poesía, espero que vosotr@s lo disfrutéis tanto como yo:



Himno a la belleza intelectual


1. La sombra de una Fuerza incognoscible...

La sombra de una Fuerza incognoscible
flota, aunque incognoscible, entre nosotros;
visita este amplio mundo con la misma
inconstancia que el viento entre las flores;
como un rayo de luna tras un pico
turba secreto, imprevisible,
el corazón y rostro humanos;
como el rumor pausado de la tarde,
como una nube en noche clara,
como el recuerdo de una música,
como aquello que se ama por hermoso
pero más todavía por ignoto.

2. Espíritu, Belleza que consagras...

Espíritu, Belleza que consagras
con tu lumbre el humano pensamiento
sobre el que resplandeces, ¿dónde has ido?
¿Por qué cesa tu brillo y abandonas
este valle de lágrimas desierto?
¿Por qué el sol no teje por siempre
un arco iris en tu arroyo?
¿Por qué cuanto ha nacido languidece?
¿Por qué temor y sueño, vida y muerte
ensombrecen el mundo de este modo?
¿Por qué el hombre ambiciona tanto
odio y amor, desánimo, esperanza?

3. Ninguna voz de un ámbito sublime...

Ninguna voz de un ámbito sublime
ha respondido nunca a estas preguntas.
Los nombres de Demonio, Espectro y Cielo
testimonian este inútil empeño:
débiles palabras cuyo encanto no suprime
de cuanto aquí vemos y oímos
el azar, la duda, lo mudable.
Sólo tu luz, cual niebla entre montañas
o música que el viento vespertino
arranca de algún tácito instrumento
o cual claro de luna a medianoche,
sosiega el sueño inquieto de esta vida.

4. Amor, Honor, Confianza, como nubes...

Amor, Honor, Confianza, como nubes
parten y vuelven, préstamo de un día.
Si el hombre inmortal fuese, omnipotente,
Tú -ignoto y sublime como eres-
dejarías tu séquito en su alma.
Tú, emisario de los afectos,
que creces en los ojos del amante;
¡Tú que nutres al puro pensamiento
cual penumbra a una llama que agoniza!
No partas cuando al fin llega tu sombra:
sin Ti, como la vida y el temor,
la tumba es una oscura realidad.

5. Cuando niño, buscaba yo fantasmas...

Cuando niño, buscaba yo fantasmas
en calladas estancias, cuevas, ruinas
y bosques estrellados; mis temerosos pasos
ansiaban conversar con los difuntos.
Invocaba esos nombres que la superstición
inculca. En vano fue esa búsqueda.
Mientras meditaba el sentido
de la vida, a la hora en que el viento corteja
cuanto vive y fecunda
nuevas aves y plantas,
de pronto sobre mí cayó tu sombra.
Mi garganta exhaló un grito de éxtasis.

6. Hice un voto: a Ti ya cuanto es tuyo...

Hice un voto: a Ti ya cuanto es tuyo
dedicaría el ser. ¿No ha sido así?
Aún hoy, con inquieto pulso, llamo
a los turbios espectros que en sus tumbas
acompañan mis horas. En fingidos lugares
donde aplico mi espíritu al amor o al estudio,
han contemplado conmigo la noche.
Saben que la alegría no ilumina mi rostro
si no es con la esperanza de que absuelvas
al mundo de su oscura esclavitud;
de que tú, Terrible Hermosura,
concedas cuanto el verso no logra proclamar.


7. El día es más sereno y más solemne...

El día es más sereno y más solemne
cuando llega la tarde. Y hay un orden
en Otoño y un lustre en su horizonte
que el estío prohíbe alojo humano
hasta hacernos creer que es imposible.
Así pues, deja que tu fuerza
-talla naturaleza, cuando joven-
provea a mi existencia venidera
de sosiego, a mí que te venero
con cuantas formas te contienen,
a mí, hermoso Espíritu, a quien diste
el temor de sí mismo y amor al ser humano.

Percy B. Shelley

miércoles, 6 de julio de 2011

Time to relax...


Creo que necesito desaparecer del mundo unos días. Y ya que hoy no va a poder ser, voy a tratar de desaparecer al menos unas horas. Voy a prepararme un cafecito bien cargado, voy a coger el libro de Jane Eyre y voy a encerrarme a leer un buen rato donde nadie pueda encontrarme. Ya haré una aparición estelar en la cena de esta noche. Y mañana... bueno, mañana será otro día, vamos a vivir primero el de hoy, y sobreviviremos al de mañana.

viernes, 24 de junio de 2011

Uno menos...


Así más o menos me siento ahora mismo. Tengo la impresión de que antes o después del último examen me explotará la cabeza, aunque mantengo la esperanza de que no ocurra.

Ahora... ¡a por el último! Ya sólo queda uno (hasta septiembre, claro), pero 6 días más y podré olvidarme del despertador y de las moscas de la biblioteca, aunque echaré de menos los almuerzos y los ratos de descanso, pero espero poder sustituirlos por unos buenos ratos de frikeo este verano.

Ahora... voy a disfrutar de mi libertad de esta noche y ver una película para luego dormir a pierna suelta, que me hace falta.

lunes, 20 de junio de 2011



- I don't like this kind of madness...
- Which one?
- The one that doesn't make me smile.

Hay días en los que simplemente no encuentro un camino qué seguir, y no sé si quiera si realmente quiero seguir. Gracias a todas las personas que están ahí día a día, para recordarme que sí que quiero, que puedo con ello, que las tengo a ellas... De verdad, nunca os lo agradeceré lo suficiente. Gracias.

jueves, 16 de junio de 2011

Una ruta de escape...


De vez en cuando me gustaría tener un pequeño "rincón" como este en el que encerrarme y decirle "hasta pronto" al mundo. Coger un buen libro y poder irme con él a cualquier parte, sin necesidad de moverme del sitio. Pero de momento, me parece que me toca seguir leyendo los apuntes, dos semanas más, y seré libre (hasta septiembre, claro).

P.D: Perdón por no hablar de mi vuelta, el viaje por Londres fue una auténtica maravilla, y me olvidé de todo.

martes, 19 de abril de 2011

Nos vemos a la vuelta


Dentro de menos de 24 horas estaré paseando por Londres. Hace años que sueño con conocer la ciudad, y parece que mañana al fin lo conseguiré. Volveré con las fuerzas renovadas, con más determinación que nunca para mejorar mi inglés y cargada de fotos.

¡Hasta la vuelta!

sábado, 29 de enero de 2011

Porque...


Porque en días así abrir el ordenador y encontrarme una imagen como esta en el escritorio me hace sonreir =)

Si alguien se lo pregunta, el diseño es mío, y ellos son John Barrowman y Gareth David Lloyd en sus papeles de Jack Harkness e Ianto Jones en Torchwood.

lunes, 10 de enero de 2011

¿Por qué...?

¿Por qué? ¿Por qué hoy? Justo el día que me apetece estar sóla, encerrarme con mis pensamientos, no salir de mi habitación, meterme debajo de una manta y quedarme allí como si fuera el lugar más seguro del mundo... ¿Por qué justo hoy es el día que deciden hablar conmigo? ¿Y por qué me siento mal si contesto más secamente de lo normal? Joder, soy yo, debería tener derecho a encerrarme en mí misma de vez en cuando, debería poder ser borde un día con todo el mundo si lo necesitara, debería poder sentarme en la cama a llorar sin que nadie me preguntara qué me pasa, porque, realmente, no lo sé.

Voy a imprimirme un cartel en el que ponga "apagada o fuera de cobertura, por favor, vuelva a intentarlo más tarde", y me lo voy a colgar del cuello en días como hoy. Porque tengo derecho a aislarme sin que me llamen antisocial, a responder con monosílabos y frases cortas sin que me llamen borde, a tener cambios de humor sin que me llamen loca... ¿o no?